La gestión urbanística constituye un “servicio público” a los efectos de la regla general de la legislación sobre procedimiento administrativo común del carácter negativo del silencio administrativo en casos de “transferencia” a los particulares de “facultades relativas al servicio público”.

El Tribunal Supremo declara que la gestión urbanística constituye un “servicio público” y por tanto los actos administrativos en esta materia restan sujetos a la regla excepcional de silencio administrativo negativo prevista en la legislación sobre procedimiento administrativo común, dado que con la aprobación de estos actos se produce una “transferencia” a los particulares de…